Sedación paliativa no es lo mismo que eutanasia. Las diferencias entre ambos procedimientos han sido objeto de debate por parte del vicepresidente de la CONFEMEL, Juan José Rodríguez Sendín, y la presidenta del Colegio Médico de México, Mirian A. López Basilio. Tal y como ha señalado la doctora López Basilio, los cuidados paliativos buscan mejorar la calidad de vida que tiene el paciente en sus últimos momentos.

“Obviamente hay que hacer la diferencia entre promover la eutanasia y promover la voluntad asistida porque son términos totalmente diferentes”, ha subrayado. En los países de Latinoamérica es un tema muy polémico dado que tiene implicaciones de tipo bioético, moral, de valores y principios y de culturas, ha argumentado.

“Todos quisiéramos llegar al momento final con el menor sufrimiento y si podemos solicitarlo anticipadamente mejor”, ha explicado la doctora López Basilio. En este sentido, la presidenta de los médicos mexicanos ha destacado la necesidad de buscar la forma de que algún familiar pueda conducir la salud de su pariente cuando este se encuentre en momentos de crisis y no tenga la autonomía suficiente para decidir por sí solo.

Por su parte, el doctor Juan José Rodríguez Sendín, ha afirmado que la CONFEMEL tiene documentos “magníficos” en relación a la posición global de las organizaciones que lo integran sobre la sedación paliativa. Rodríguez Sendín ha diferenciado entre sedación paliativa y eutanasia. La primera, ha explicado, es una técnica como otra cualquiera. “Como se utiliza en los últimos días de la vida y nos movemos en un entorno de creencias, mitos y místicas ha pasado mucho tiempo en el que no se ha utilizado adecuadamente”.

La sedación paliativa permite aliviar los síntomas refractarios al final de la vida o incluso en otras etapas de la vida. Según ha destacado, se puede sedar con carácter reversible para que el paciente no sufra innecesariamente. “Sedar es bajar la consciencia para disminuir de forma enérgica el sufrimiento inútil e innecesario”, ha añadido. La diferencia con la eutanasia está en la intencionalidad, ha aclarado. “Utilizada intencionadamente la sedación puede matar”, ha criticado el doctor Rodríguez Sendín.

España cuenta con el derecho a la sedación. “Los mejores y mayores colaboradores de la eutanasia son aquellos que están impidiendo que al final de la vida apliquemos la sedación paliativa en caso de ser necesaria”, ha concluido Rodríguez Sendín.