La ley del aborto de Argentina ha sido rechazada en el Senado tras un debate de más de 12 horas que se ha prolongado hasta la madrugada de este viernes. Según señala la agencia Europa Press, el proyecto de ley del aborto de Argentina ha sido rechazado con 38 votos en contra y 31 a favor, por lo que no podrá volver a discutirse en el Congreso hasta el 1 de marzo de 2019.

En esta fecha da comienzo el nuevo curso legislativo y tendrá que empezar de cero, asegura Europa Press. Miles de personas se han concentrado en los alrededores del Congreso Nacional para apoyar una norma que finalmente no verá la luz. Religiosos y fieles a la Iglesia son los principales opositores a la ley del aborto de Argentina.

La expresidenta Cristina Fernández de Kirchner ha votado a favor de la ley del aborto de Argentina a pesar de que siempre se había manifestado en contra. Tal y como recoge la agencia de noticias, Fernández de Kirchner ha explicado que se puede estar de acuerdo o no, pero estamos rechazando un proyecto sin proponer una alternativa. “Con este rechazo”, ha continuado, “no vamos a acabar con el aborto en Argentina”.

El senador Pedro Guastavino ha indicado que lo que se ha decidido en el Senado “es terminar de una vez por todas con el aborto clandestino y con las miles de muertes de mujeres que produce”. Por su parte, Mauricio Macri, presidente de Argentina, ha destacado que “no importa cual sea el resultado porque en cualquier caso hoy ganará la democracia por la reflexión que ha generado en la sociedad argentina”.

La ley del aborto de Argentina superó la votación de la Cámara de Diputados tras una sesión de más de 20 horas, con un resultado de 129 votos a favor, 125 en contra y una sola abstención. El aborto en Argentina se permite, únicamente en ciertos casos de violación o cuando existe riesgo para la salud de la madre. No obstante, algunos organismos han denunciado retrasos judiciales que superaron los plazos legales para interrumpir el embarazo. Además, según señala Europa Press, hay demasiados médicos que se niegan a practicarlo.

Tal y como indica la agencia Xinhua, de haber salido adelante la ley del aborto de Argentina permitiría el aborto gratuito y sin la necesidad de esgrimir motivos hasta la semana 14 de gestación. Después de ese plazo, sería posible cuando el embarazo fuera producto de una violación, si estuviera en riesgo la vida o la salud física, psíquica o social de la mujer, o si existieren malformaciones fetales graves.