La ley del aborto de Argentina se ha presentado en la Cámara de Diputados con el apoyo de 71 parlamentarios, cerca del 30% de los miembros del pleno, y el respaldo de varias agrupaciones feministas, según informa la DPA.

La diputada Victorua Donda, del partido Libres del Sur, ha explicado a la agencia alemana que existe un sentimiento de que la ley del aborto de Argentina va a salir este año con media sanción de la Cámara de Diputados. “Vamos a votar si estamos a favor del aborto legal o a favor de los abortos clandestinos”, ha destacado.

La ley del aborto de Argentina que ahora se debate en el Parlamento es la séptima sobre este asunto, recuerda la diputada. En ninguna de las anteriores ocasiones el proyecto pudo ser debatido en el Parlamento por no obtener el respaldo político suficiente. Esta vez ha ingresado con el respaldo de 71 diputados, una cifra que no se había alcanzado hasta ahora.

La mayoría del apoyo a la ley del aborto de Argentina procede de la bancada opositora del Frente para la Victoria y cuenta con el respaldo de 5 diputados del PRO, el partido fundado por el presidente argentino Mauricio Macri años atrás. El partido Evolución Radical ha subrayado que “la ilegalidad del aborto hace que las mujeres pobres sean quienes más sufren o mueren por esta práctica”.

Además del apoyo en el Parlamento, la ley del aborto de Argentina cuenta con el respaldo de organizaciones feministas y cientos de manifestantes que se movilizaron a las afueras de la cámara exhibiendo pañuelos de color verde, el símbolo utilizado para expresarse a favor de la legalización del aborto.

Las impulsoras del proyecto confían en que pueda comenzar a analizarse en las comisiones correspondientes en abril. De ser aprobada, la ley del aborto de Argentina pasaría a la Cámara de Senadores, donde hay una mayor resistencia, indica la DPA.

Este proyecto establece que cualquier mujer tenga derecho a abortar en un hospital público o privado en las primeras 14 semanas de embarazo sin tener que dar explicaciones. Los gastos de la intervención médica serían cubiertos por el Estado o las empresas de medicina privada. En los casos de violación, si estuviera en riesgo la vida de la madre o si existieran malformaciones en el feto el aborto podría practicarse más allá de las 14 semanas.