Este proyecto de ley es una de las propuestas más emblemáticas de la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, según señala la DPA. La ley del aborto de Chile cuenta con el respaldo del 70% de los chilenos. Sin embargo, hace 2 semanas el Congreso casi paraliza su aprobación después de que el Senado introdujera unas modificaciones en la norma entre las que figuraba la posibilidad de que las menores de 14 años pudieran acudir a los tribunales en caso de querer interrumpir el embarazo y sus representantes legales no lo permitieran.

Las diferencias entre Senado y Congreso con respecto a la ley del aborto de Chile se resolvieron en una comisión mixta que repuso el artículo impugnado. La propuesta lleva más de 2 años y medio de tramitación inmersa en un clima de presiones por parte de la Iglesia católica y los sectores más conservadores del país.

Precisamente, estos sectores son los que han llevado la ley del aborto de Chile al Tribunal Constitucional al entender que es una iniciativa inconstitucional. “La Constitución protege la vida del que está por nacer. Por lo tanto, este proyecto atenta contra el ordenamiento constitucional", señala la senadora Jacqueline Van Rysselberghe, de la Unión Demócrata Independiente (UDI).