Tal y como informa la agencia EFE, la obesidad y el sobrepeso en Latinoamérica siguen al alza y ya provocan más muertes que el narcotráfico y el crimen organizado. El hambre y la desnutrición son otras dificultades identificadas por la FAO. Según denuncia el organismo internacional, tras 9 años de mejoras progresivas, el número de personas que padecen hambre alcanza los 42,5 millones, el 6,4% de la población latinoamericana.

Tal y como ha explicado Julio Berdegué, representante regional de la FAO, “vamos por mal camino. La región ha dado un paso atrás importante en una lucha que venía ganando. No podemos tolerar los niveles actuales de hambre y la obesidad, ya que paralizará a toda una generación de latinoamericanos y caribeños”.

En regiones como Suramérica el hambre ha crecido desde el 5% en 2015 al 5,6% en 2016, asegura el informe. En Mesoamérica la desnutrición afectó al 6,5% de la población en 2016 y en el Caribe al 17,7%, la subregión con el porcentaje más elevado pese a que el año pasado el hambre no aumentó.

Al problema del hambre y la desnutrición se suma el de la obesidad en Latinoamérica. Tal y como ha destacado este experto de la FAO el sobrepeso y la obesidad en Latinoamérica constituyen un “problema desbocado”. Además, ha añadido que las enfermedades asociadas a esta situación, como la hipertensión y la diabetes, se han convertido en la principal causa de muerte. “La obesidad en Latinoamérica está matando a más personas que el narcotráfico, el crimen, la violencia y los conflictos en nuestra región”, ha subrayado.

Este informe pone de manifiesto que el 7,4% de los menores de 5 años en Suramérica sufre ese problema, porcentaje que desciende a 6% en Centroamérica y a 6,9% en el Caribe. Las últimas cifras indican que un tercio de los adolescentes y 2 tercios de los adultos de la región sufren sobrepeso u obesidad.