La vacunación contra el sarampión debe incrementarse en las Américas para evitar su propagación, ha destacado la OPS (Organización Panamericana de la Salud) en una nota de prensa. La transmisión endémica del sarampión se ha restablecido en Venezuela, pero los otros 34 estados miembros de la OPS siguen libres de la enfermedad.

Aumentar la vacunación contra el sarampión es una de las primeras medidas que se deben implementar si se quiere evitar su propagación, afirma el organismo internacional. La directora de la OPS, Carissa F. Etienne, ha instado a los países a aumentar rápidamente la cobertura de vacunación.

En palabras de la directora de la OPS, “es esencial que continuemos vacunando para llegar a más del 95% de nuestros niños en todas partes”. Asimismo, Etienne ha explicado que se debe fortalecer la vigilancia epidemiológica nacional y detener los brotes. Estas medidas fueron adoptadas por los ministros de Salud en 2017 para mantener la eliminación. No obstante, la directora de la OPS considera que estos compromisos deben de ser renovados.

El sarampión se ha extendido en otras regiones del mundo, recuerda la OPS y supone una amenaza para sostener la eliminación del virus en las Américas. El organismo internacional teme que los casos importados puedan reintroducir el virus entre personas no vacunadas. En 2017 se reportaron 149.142 casos a nivel mundial, de los cuales el 0,6% (895) fueron de las Américas. 

Los primeros brotes en Venezuela, en 2017

Según destaca la OPS, Venezuela notificó los primeros casos de sarampión del brote actual en julio de 2017. El genotipo fue reportado en Asia y más tarde en Europa, añade. Hasta el 20 de agosto de este año, el país latinoamericano reportó 3.545 casos confirmados, incluidas 62 defunciones.

El hecho de aumentar la vacunación contra el sarampión persigue el objetivo de aumentar la cobertura, recalca la OPS. En las Américas, las tasas de cobertura para la primera dosis de la vacuna contra el sarampión, las paperas y la rubeola son inferiores al 95%. Por otro lado, se ha observado una cobertura más baja en algunos municipios y en asentamientos específicos.

En niños de 5 años o menos deben ser del 95% o más para poder contener la expansión del virus, asegura la OPS. Este organismo y sus asociados han estado trabajando en Venezuela para aumentar la cobertura de vacunación, fortalecer la vigilancia epidemiológica e interrumpir la transmisión.

En 2016 la región de las Américas logró un certificado que corroboraba la eliminación del sarampión. Este logro se produjo, según destaca la OPS, gracias a los esfuerzos por vacunar a los niños contra una enfermedad viral altamente contagiosa que puede ocasionar graves problemas de salud e incluso la muerte.