Según ha destacado el coordinador de Análisis sobre Salud y Mortalidad de la OMS, Colin Mathers, “las tasas de homicidios de Latinoamérica son sustancialmente más elevadas que en otras zonas del mundo”.

Este experto ha señalado que un cuarto de los homicidios del mundo ocurre en América Latina, a pesar de que solo alberga el 10% de la población mundial. En el extremo opuesto está la región del Pacífico occidental con una tasa de 1,7 homicidios por cada 100.000 habitantes. A juicio de la OMS, las diferencias entre regiones pueden tener que ver con “diferencias culturales, la disponibilidad de armas o el consumo de alcohol”.

La OMS explica que otro de los motivos que podría explicar la elevada tasa de homicidios de Latinoamérica, especialmente en los países de Centroamérica y del Caribe puede relacionarse con la estructura de edad de la población, puesto que la violencia afecta predominantemente a los hombres jóvenes.

Los 10 países con las tasas más altas de homicidios del mundo están en Latinoamérica y el Caribe. En el peor puesto se sitúa Honduras, con 85,7 homicidios por cada 100.000 habitantes, seguido de El Salvador (63,2), Venezuela (51,7), Colombia (48,8), Belice (37,2), Guatemala (36,2), Jamaica (35,2), Trinidad y Tobago (32,8), Brasil (30,5) y República Dominicana (30,2).