Investigadores mexicanos han desarrollado bacterias para reducir la contaminación. Este estudio, liderado por la UG (Universidad de Guanajuato), trata de utilizar estrategias moleculares para diseñar bacterias recombinantes. Estas bacterias son capaces de remediar efluentes industriales contaminados con elementos cancerígenos como el cromo.

Tal y como describe la UG en una nota de prensa, las bacterias desarrollan respuestas para contrarrestar los daños de factores ambientales como la luz ultravioleta, los contaminantes químicos y algunos factores intracelulares. El equipo de investigadores, liderado por el Dr. Mario Pedraza Reyes, quiere resolver problemáticas ambiental utilizando bacterias modificadas genéticamente.

El trabajo desarrollado hasta ahora por la UG se ha centrado en diseñar bacterias para reducir la contaminación ambiental que produce la industria textil. Esta contaminación se produce al descargar grandes volúmenes de agua con altos contenidos de colorantes sintéticos. Esta contaminación, explica la UG, supone serios problemas de salud al ingerir o utilizar agua contaminada con estos compuestos.

Según señala la universidad, el contacto con estos contaminantes produce, fundamentalmente, neoplasias. El laboratorio de la UG trabaja con las bacterias Bacillus subtilis y Escherichia coli. Al modificarlas genéticamente, los investigadores incrementan la producción de oxidoreductasas. Estas enzimas catalizan la transferencia de electrones desde una molécula donante a otra receptora. De esta forman, logran resistir altas concentraciones de cromo, y lo reducen.

Los investigadores de la UG se dirigen a las industrias de cuero y textil, fundamentalmente. Según indican, dichas industrias contaminan los mantos acuíferos con cromo VI y colorantes sintéticos. En palabras del Dr. Mario Pedraza “la ciencia es una herramienta indispensable para brindar bienestar a la sociedad”. En este caso, concluye, “utilizamos la biología molecular y la genética para modificar bacterias que contribuyen a contrarrestar los riesgos ambientales generados por residuos industriales nocivos para la salud”.