El Ministerio de Salud recuerda que cada año se producen entre 40.000 y 50.000 infartos en Argentina. Las muertes por infarto en Argentina durante 2015 se situaron en 17.130. En 2005, esta cifra fue de 14.502. El aumento de las muertes por infarto en Argentina fue del 18%, mientras que el crecimiento de la población fue del 11%.

El aumento de las muertes por infarto en Argentina se debe, según Salud, a las demoras en la atención médica, ya sea porque la gente consulta tarde o porque no recibe a tiempo el diagnóstico. Según ha detallado el cardiólogo Rubén Piraino a la DPA, un paciente que sufre un infarto debe ser atendido en un periodo de tiempo máximo de 12 horas, pero lo ideal es que se le asista dentro de la primera hora tras el infarto.

El ministerio ha recalcado que la tasa de mortalidad por infarto en mujeres ha crecido un 27%, mientras que entre los hombres aumentó un 12,5%. El mayor incremento se registra en las grandes ciudades y está provocado por las condiciones de estrés, el tipo de alimentación, el tabaquismo, el sedentarismo y la obesidad, principalmente.