Los profesionales de la salud debe ser más permeable a las nuevas tecnologías.

Los profesionales de salud continúan saliendo de las facultades de Medicina como hace 100 años. El modelo sanitario se está quedando anacrónico y sumarse a la innovación será lo que marque las diferencias. Así de claro lo tienen los doctores Luis Sanabria y Diego Bernardini. En una entrevista con MedsBla, estos 2 médicos subrayan que el médico es poco permeable a las nuevas tecnologías. “Suele ser un perfil bastante conservador”, afirma Diego Bernardini, Profesor Titular de Medicina en la Universidad Nacional de Mar del Plata (Argentina).

Luis Sanabria, asesor tecnológico en CONFEMEL, considera que esta situación es bastante frecuente en profesionales mayores de 55 años. Los profesionales de salud continúan inmersos en un modelo que se está quedando anacrónico. Tal y como lo concibe Bernardini, “esto va a marcar la diferencia”. “Habrá médicos que se unan a esta ola de innovación y otros que se queden en el viejo modelo”, lamenta.

Conexión en tiempo real

Ambos coinciden en que es necesario que los profesionales de salud vayan de la mano de la tecnología y la ciencia. La globalización, explica Bernardini, nos obliga a todos los médicos a estar conectados en tiempo real. Es una necesidad no cubierta, según reconocen. Bernardini cree que los profesionales de salud ya no son solo prescriptores, sino que son también educadores y gestores.

Para Luis Sanabria el apoyo tecnológico es una línea transversal a los médicos generales. “Va a ser un apoyo más para que puedan actualizarse”, destaca. Aplicaciones como MedsBla, añade Luis Sanabria, nos permiten ampliar el conocimiento que tenemos. Sin embargo, el reto es hacer llegar esta implementación a aquellas personas que no tienen acceso.

Tanto Luis Sanabria como Diego Bernardini identifican otro reto en la introducción de las nuevas tecnologías en la Medicina: el paciente. Bernardini asegura que el paciente no está preparado y “como médicos estamos obligados a prepararlo”. Según explica, hoy en día el paciente es una persona activa que consume salud desde hace tiempo dando lugar al alfabetismo en salud. “Son habilidades y destrezas nuevas para las que la facultad no nos prepara”, añade.

El modelo tiene que cambiar

Luis Sanabria y Diego Bernardini defienden un cambio en el modelo. Tal y como destaca Bernardini, “la facultad está con una deuda pendiente. Esta deuda consiste en no perder el sentido de vocación con que se elige e ingresa Medicina”. “Y esto”, añade, “no se lo plantea nadie”. El modelo debe cambiar y ya hay ejemplos suficientes para ello. Según detalla, la iniciativa SIAP ofrece simposios libres de humos comerciales y con importantes líderes de la Medicina.

En opinión de Luis Sanabria sería útil disponer de una comunidad virtual que garantizase la información que se comparta. Este médico general cree que es necesario porque, incluso los propios colegas, podrían manipular la información de otros. Por su parte, Bernardini afirma que otro factor que hace necesaria esta comunidad es la judicialización de la salud. Este profesor reconoce que este es un problema global. Por eso, “el cuidado de los datos es vital, es un área crítica”. “Como profesional o como parte de un sistema, vas a quedar expuesto en algún momento. Ante esto,los sistemas y servicios de salud no se están aggiornando a la evolución de las nuevas tecnologías”.