Más del 50% de las muertes en jóvenes latinos se puede prevenir

La mitad de todas las muertes en jóvenes de entre 10 y 24 años en las Américas se deben a homicidios, siniestros viales y suicidios. Según el informe de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), la mayoría de ellas se puede prevenir. Bajo el título «La salud de los adolescentes y jóvenes en la Región de las Américas: la aplicación de la estrategia regional y el plan de acción regionales sobre la salud de los adolescentes y jóvenes 2010-2018» analiza los últimos datos disponibles relacionados con la salud de los jóvenes en 48 países y territorios.

Investigación

El estudio recoge información sobre las causas de muerte y enfermedad, la salud sexual y reproductiva, el uso de sustancias, la nutrición y los niveles de actividad física. La doctora Carissa F. Etienne, directora de la OPS, señala que aunque se han hecho progresos en toda la región para garantizar un mayor acceso a servicios de salud, muchas de las intervenciones para evitar que los jóvenes mueran antes de su tiempo están fuera del sector salud”. Además, “debemos aumentar los esfuerzos en todos los sectores para garantizar que los jóvenes no solo sobrevivan, sino que también prosperen”.

Las tasas de mortalidad juvenil se han reducido ligeramente entre 2000 y 2015.

Alrededor de 237 millones de jóvenes de 10 a 24 años viven en las Américas. Por tanto, representa el 25% de la población de esta región. Sin embargo, a pesar de ser una gran prioridad demográfica, las tasas de mortalidad juvenil se han reducido ligeramente entre 2000 y 2015. El informe resume 6 recomendaciones sobre cómo mejorar la salud de los jóvenes. Incluyen: asegurar que los programas de salud para adolescentes y jóvenes este bien financiados e involucren a otros sectores.

Asimismo, permite fomentar sistemas de salud que respondan a sus necesidades. Además, facilita el uso de enfoques basados en la evidencia dirigidos a grupos vulnerables. También, implementa programas de monitoreo y evaluación para generar mejoras continuas, el desarrollo de capacidades para quienes trabajan con jóvenes, al tiempo que permite involucrar a los jóvenes como agentes de cambio.

Causas de muerte y enfermedad

Las 3 principales causas de muerte entre los jóvenes se pueden prevenir. El homicidio, representa el 24% de los fallecimientos. Le sigue las muertes en el tránsito con el 20% y el suicidio con el 7%. En este sentido, el informe muestra que un número significativo de jóvenes en la región sigue sufriendo de mala salud, con grupos más vulnerables como los indígenas, los afrodescendientes, la población LGBTQ y los jóvenes migrantes que se ven particularmente afectados.

Homicidio, tránsito y suicidio son las causas de muerte más frecuentes entre los jóvenes latinoamericanos.

«Los países deben actuar para que todos los jóvenes, incluidos los más vulnerables, tengan acceso a los servicios de salud que necesitan,sin que nadie se quede atrás», señaló la doctora Sonja Caffe, asesora regional sobre salud de los adolescentes en la OPS. «Un joven más saludable hoy será en un adulto más saludable en el futuro», agregó.

Mortalidad más alta en hombres

El 80% de las 230 000 muertes por año de jóvenes en la región ocurren entre hombres, incluyendo 9 de cada 10 muertes por homicidio, 4 de cada 5 muertes en el tránsito y 3 de cada 4 suicidios.Las tasas de homicidios en hombres jóvenes de 10 a 24 años oscilaron entre 3 por 100 000 en Honduras y 121,3 por 100 000 en las Bahamas en 2013-2014. Para las mujeres, las tasas variaron de 0,2 por 100 000 en Honduras a 21,1 en San Vicente y las Granadinas. “Es importante reconocer que las tasas más altas de mortalidad entre los hombres jóvenes se deben, en parte, a la presión que enfrentan para cumplir con las normas de género, las que pueden contribuir a comportamientos dañinos como la agresión y la toma de riesgos.

Las tasas de suicidio también continúan aumentando en toda la región. Mientras más mujeres jóvenes intentan suicidarse, más hombres jóvenes mueren a causa de ello. Las tasas de suicidio entre mujeres de 10 a 24 años oscilaron entre 0,7 por 100 000 en Puerto Rico y 19,4 por 100 000 en la Guayana Francesa en 2013-2014. Para los hombres, las tasas varían de 1,6 por 100 000 en Honduras a 51,6 por 100 000 en la Guayana Francesa.

Segunda tasa de embarazo adolescente más alta del mundo

Latinoamérica y el Caribe tiene la segunda tasa más alta de embarazos en adolescentes en el mundo, con un estimado de 66,5 nacimientos por cada 1000 niñas de 15 a 19 años entre el período 2010-2015, en comparación con un promedio mundial de 46 nacimientos por cada 1000 niñas.  La mortalidad materna fue la cuarta causa de muerte entre las mujeres de 10 a 24 años, debido a complicaciones en el embarazo y el parto en adolescentes.

Si bien el número total de niños por mujer adulta ha disminuido en América Latina y el Caribe en los últimos 30 años, las tasas de embarazo en adolescentes apenas se han reducido. América Latina y el Caribe también es la única región que experimenta una tendencia al alza en los embarazos de adolescentes entre las niñas menores de 15 años. Sin embargo, algunos países están comenzando a ver descensos más rápidos en sus tasas de embarazadas adolescentes.