Además de exigir una reducción en los años de servicio necesarios para jubilarse y el establecimiento de una matriz salarial, los médicos paraguayos demandan al gobierno reducir la carga horaria, una petición que según ha valorado el Gobierno, supondrá destinar más recursos a la salud pública y de los que actualmente no disponen.

La atención en los consultorios, urgencias, terapias y las cirugías programadas no se verá afectada por los paros convocados. Jefes de departamentales y de los hospitales del departamento central y de la ciudad de Asunción han asegurado que “la atención será normal”. Por su parte, la viceministra de Salud, María Teresa Barán, ha explicado que “existe la voluntad por parte del Gobierno de abordar la reforma de la ley de jubilación para los médicos”.

La viceministra ha agradecido el compromiso de los médicos por mantener la atención en los consultorios, urgencias, terapias y las cirugías programadas, para que los pacientes no vean así interrumpidos sus tratamientos.

El pasado 9 de agosto se presentó al Ministerio de Hacienda el proyecto de matriz sanitaria para su incorporación al ejercicio fiscal del 2017, que beneficiará a 2.111 médicos, según informa el Ministerio de Salud. Esta propuesta contempla la unificación del salario permanente con un vínculo de contrato, creando una categoría sanitaria cuyo monto asciende a Gs. 10.000.000.

Doce horas universales

En relación a la reducción de la carga horaria de los médicos, el ministro de Salud Antonio Barrios, se ha comprometido a implementar y disminuirla de forma gradual a 12 horas. De hecho, ya se ha implementado como programa piloto en los hospitales de Villa Elisa y Barrio Obrero y en estos momentos se estudia qué servicios están preparados para la incorporarse a este programa.