Entre las bacterias patógenas que pueden eliminarse gracias el merengue de pulque los investigadores destacan la Escherichia coli y las del tipo Enterobacterias que causan infecciones diarreicas. El merengue de pulque, elaborado por estudiantes de la Escuela Nacional de Ciencias Biológicas, ha demostrado sus propiedades en diferentes estudios llevados a cabo por esta escuela y liderados por Yadira Rivera Espinoza.

Además de ser rico en minerales, aminoácidos y vitamina C, el merengue de pulque contiene microorganismos probióticos que generan una encima conocida como sal biliar hidrolasa que contribuye a reducir los niveles de colesterol en la sangre, de ahí que los investigadores resalten que el merengue de pulque puede resultar beneficioso para las personas que padecen alguna enfermedad cardiovascular.

Los investigadores han explicado que la razón de añadir el pulque al merengue es porque el merengue es el postre más consumido entre los mexicanos. El pulque tiene un alto contenido en azúcares complejos que le aportan cierta viscosidad, una propiedad que aprovecharon para mejorar la estabilidad del producto.

Pese a su alto contenido en azúcares, el merengue de pulque no contiene grasas, ni colesterol ya que se elabora con clara de huevo batida y azúcar. Durante el proceso de elaboración del merengue de pulque el etanol se evapora, por lo que puede ser consumida per personas de todas las edades.

La intención de los estudiantes del Instituto Politécnico Nacional es comercializar su producto en un mercado enfocado a jóvenes y a personas con problemas cardiovasculares, principalmente. Además,  pretenden crear una alianza con alguna empresa de repostería para que el merengue de pulque pueda utilizarse como cubierta en pasteles de consumo individual.