La movilidad de los espermatozoides puede medirse gracias a un software diseñado por investigadores del CONICET. Según informa el centro de investigación, este software se ha desarrollado con la colaboración de la Universidad Nacional de Mar del Plata e investigadores del Instituto de Investigación de Recursos Cinegéticos de la Universidad de Castilla de España.

Según señala el centro argentino, se ha desarrollado una primera versión de este software para medir la movilidad de los espermatozoides. El trabajo, publicado en Reproduction, ha sido desarrollado por matemáticos, ingenieros, biólogos, biotecnólogos y veterinarios. El software que mide la movilidad de los espermatozoides se denomina Sperm Motility Tracker y es de código abierto.

Esta herramienta, señala el CONICET, permite analizar la motilidad de los espermatozoides, a partir de vídeos adquiridos a través de un microscopio con contraste de fase. Según explica el centro argentino, los espermatozoides de la mayoría de las especies son células que necesitan un movimiento para alcanzar el ovocito y fecundarlo.

Calidad seminal y fertilidad masculina

Tanto en la medicina reproductiva como en la agroindustria el análisis de la movilizad de los espermatozoides es uno de los factores más importantes para medir la fertilidad masculina y la calidad seminal, pero también para preservar animales de alto valor genético, destaca. El software diseñado por el CONICET es capaz de detectar numerosas células en movimiento de manera simultánea.

El análisis de la movilidad de los espermatozoides se realiza mediante una evaluación subjetiva o mediante sistemas comerciales de análisis computarizado (Computer Assisted Semen Analysis-CASA). Tal y como subraya el CONICET, estos sistemas son costosos y requieren una actualización constante.

El software diseñado por el CONICET permitirá que muchos laboratorios e institutos puedan disponer de una herramienta con las mismas prestaciones, sin costo y de libre distribución. La captación de las células móviles es posible gracias a un trabajo de oclusión, un sistema que puede adaptarse a diferentes tipos de organismos como las bacterias.

Esta herramienta es parametrizable por lo que puede adaptarse a situaciones particulares, detallan. Puede aplicarse al esperma humano, de ganado y a una amplia variedad de especies como peces, toros, caballos, entre otros.