Los casos de niños con sífilis congénita se han duplicado desde 2010, advierte la OPS. Ese año se reportaron 10.850 casos y muestran un aumento sostenido desde entonces, recalca la organización. En 2015, la OPS estima que nacieron 22.400 niños con sífilis congénita. En 2015, el 83% de las embarazadas en los servicios de atención perinatal se hicieron la prueba para detectar la sífilis.

El 84% de las pruebas dieron resultado positivo y recibieron tratamiento, añade la OPS. Actualmente los niños con sífilis congénita en la región (170 por cada 100.000 nacidos) triplica la meta de eliminación (50 por cada 100.000). Desde la OPS consideran crucial expandir la prueba de diagnóstico rápido e iniciar el tratamiento en la misma visita. Involucrar a las parejas de las embarazadas con sífilis para conocer su estado y tratarlas es prioritario, afirma.

La reducción de casos de VIH se frena

En cuanto al VIH, 2.100 niños contrajeron VIH la mayoría por transmisión maternoinfantil en 2015, un 55% menos que en 2010, asegura el informe. No obstante, el ritmo de reducción del contagio se ha frenado en los últimos años. Mientras que entre 2010 y 2011 los nuevos casos cayeron en 800, entre 2014 y 2015 solo descendieron en 100.

El director del Departamento de Enfermedades Transmisibles y Análisis de la Salud de la OPS, Marcos Espinal, ha destacado que los países han hecho grandes esfuerzos para prevenir el contagio de VIH de madre a hijo, pero cada vez que “nos acercamos a eliminar la transmisión de una enfermedad, avanzar se hace más difícil”.

El 72% de las embarazadas de América Latina y el Caribe se realizaron la prueba del VIH en 2015 y el 88% de las positivas recibieron tratamiento. Según la OPS, el acceso al tratamiento, además de otras intervenciones, redujo la tasa de transmisión maternoinfantil del VIH del 15% al 8% en 5 años. La meta es llegar al 2%, es decir, que solo 2 de cada 100 niños de madres con VIH nazcan con el virus.