3 nuevas personas han sido detenidas en el escándalo de la carne mala de Brasil. Según informa la agencia DPA, la policía brasileña ha detenido al menos a 3 personas, entre las que figura un exalto cargo de una de las grandes empresas de alimentación del mundo, por el escándalo de la carne podrida que sacudió al país sudamericano el pasado año.

El exdirector de BRF, Pedro de Andrade Faria, ha sido detenido junto con un exvicepresidente y otro alto directivo de la compañía en la ciudad de Sao Paulo, afirma la agencia. La Policía Federal contaba con 80 mandatos judiciales para tomar declaraciones o ubicar a sospechosos y 11 órdenes de detención temporal relativas al escándalo de la carne mala de Brasil.

Las operaciones policiales se estaban desarrollando en 5 estados brasileños: Santa Catarina, Río Grande do Sul, Paraná, Sao Paulo y Goias, detalla la DPA. El escándalo de la carne mala de Brasil fue descubierto en marzo de 2017. Supuso un importante castigo para la industria alimentaria brasileña, según explica la agencia DPA.

Varias de las principales empresas productoras y frigoríficas se vieron salpicadas por el escándalo de la carne mala de Brasil, que fueron acusadas de maquillar con productos químicos carne en mal estado para poder venderla en los establecimientos. Según indica la DPA, se coordinaron con laboratorios e inspectores que hacían la vista gorda.

Entre las empresas investigadas se encuentra JBS, el mayor productor de carne del mundo. BRF, en el centro de la tercera fase de la operación, opera con decenas de marcas en América Latina, Europa, Asia y África. Con motivo de este escándalo, la Unión Europea y China suspendieron temporalmente en 2017 la importación de carne brasileña.