El uso del aceite de cannabis está indicado para el tratamiento de la epilepsia refractaria y para aliviar dolores derivados de algunos tipos de cáncer, según ha explicado el portavoz del laboratorio Lasca Asunción que distribuye el aceite de cannabis para uso medicinal, Luis Avila.

“Es un aceite bebible para los chicos con epilepsia. La duración del tratamiento para esta enfermedad dura un mes y medio, mientras que en el dolor oncológico la duración es de 2 meses”, añade.

En cualquier caso, el portavoz de Lasca Asunción ha aclarado que el tratamiento es coadyuvante. “No se deben abandonar los otros fármacos de base que fueron recetados, ya que (el aceite de cannabis) no es curativo, es paliativo·, ha advertido Ávila.

Las exigencias ahora se centran en la autorización para que pueda elaborarse en el país este aceite de cannabis para uso medicinal, ya que la marihuana que se cultiva en Paraguay es considerada de buena calidad y el precio del aceite importado suele ser muy elevado para el consumidor medio.

En Estados Unidos un frasco cuesta 490 dólares y el importado ahora se vende en Paraguay a un precio que oscila entre los 250 y 350 dólares el frasco de 118 o de 236 mililitros.