La investigación sobre el uso medicinal del cannabis ha sido autorizada en Paraguay, según recoge la agencia DPA. Esta decisión se ha producido después de que el pasado mes de diciembre el Gobierno de Paraguay aprobara la ley en el Congreso. De esta forma, el Ejecutivo da luz verde estudio y la investigación científica para el uso medicinal del cannabis y sus derivados.

Esta normativa, explica la DPA, dispone la puesta en marcha de un programa nacional que será el encargado de elaborar las recomendaciones para permitir liberar el uso medicinal del cannabis en Paraguay. Pese a los avances que se han producido en otros países, Paraguay quiere determinar exhaustivamente los efectos secundarios, y limitar su uso eventualmente.

El programa nacional estará coordinado por la Dirección Nacional de Vigilancia Sanitaria del Ministerio de Salud, e integrado por la Secretaría Nacional Antidrogas (SENAD) y la Secretaría Nacional de Calidad y Sanidad Vegetal y de Semillas (SENAVE). Tal y como ha detallado Salud, una vez que se legalice el uso medicinal del cannabis, los pacientes podrán acceder al aceite de cáñamo para tratar ciertas patologías.

Los pacientes paraguayos acceden al aceite de cáñamo importado cuyo precio se eleva hasta los 500 dólares el frasco de 240 mililitros. Sus indicaciones más habituales son la epilepsia refractaria y la esclerosis múltiple, concluye la DPA.