La Sociedad Peruana de Neumología (SPN), la Sociedad Peruana de Enfermedades Infecciosas y Tropicales (SPEIT) y la Unidad de Análisis y Generación de Evidencias en Salud Pública (Unagesp) han avalado el uso de las tabletas de dosis fijas combinadas que el Ministerio de Salud (MINSA) ofrece contra la tuberculosis. Con el nuevo sistema de medicación, el paciente de tuberculosis debe ingerir 4 tabletas diarias en lugar de 11 lo que, previsiblemente, mejorará la adherencia al tratamiento y calidad de vida del enfermo.

El respaldo a este sistema de medicación viene precedido por una revisión sistemática y un análisis de evidencia sobre la eficacia y seguridad de las dosis fijas combinadas. Según informa el MINSA en una nota de prensa, los expertos en Salud Pública no hallaron diferencias significativas en cuanto a la eficacia y seguridad de las tabletas de dosis fijas combinadas en comparación con las tabletas de dosis separadas.

“La evidencia científica demuestra que las dosis fijas combinadas no son inferiores y son tan efectivas como las dosis individuales en términos de éxito de tratamiento, eventos adversos y muerte”, asegura David Chavarri, consultor de la Organización Panamericana de la Salud (OPS). Además, “las posibles recaídas que causarían las dosis fijas combinadas han sido presentadas en estudios de baja calidad, con evidencias estadísticas no significativas”, añaden Alberto Mendoza y Romina Tejada, representantes de SPEIT y Unagesp, respectivamente.

Con estos datos en la mano, la directora de prevención y control de tuberculosis del MINSA, Julia Ríos Vidal, ha manifestado que Perú continuará con la implementación de la dosis fija combinada a nivel nacional. Así mismo, con el objetivo de “proveer una atención individualizada y más accesible a las personas afectadas, y de garantizar la disponibilidad de los medicamentos”, Minsa realizará la compra de dosis fijas combinadas a través del Global Drug Facility (GDF) – Stop TB Partnership/OPS/OMS.