La joven afectada vive en el distrito de Jacó, principal foco activo de contagio del virus del Zika en Costa Rica, donde ya se han registrado más de 100 casos. Tal y como ha informado el Ministerio de Salud, la joven afectada manifestó los primeros síntomas del virus del Zika entre el 19 y el 21 de julio, al presentar una temperatura elevada y brotes en la piel.

Tras ser diagnosticada de zika, la afectada manifestó los primeros síntomas del Síndrome Guillain Barré al despertar con un dolor intenso en sus caderas, debilidad corporal y dificultad para caminar. El 30 de julio fue diagnosticada del Síndrome de Guillain Barré en el Hospital Monseñor Sanabria de Puntarenas y ahora el Laboratorio Nacional de Referencia Inciensa ha confirmado el diagnóstico.

El Ministerio de Salud ha lanzado un mensaje de tranquilidad y ha reiterado que “la paciente cumple con los criterios de Brighton para caso sospechoso de Síndrome Guillain Barré asociado a infección con virus del Zika”. El ministerio ha destacado, además, que la joven diagnosticada con el Síndrome de Guillain Barré aún muestra debilidad muscular “pero la evolución de la paciente es satisfactoria”. Costa Rica registra 351 casos autóctonos de zika, enfermedad viral que transmite el mosquito Aedes aegypti y que puede ser causante del síndrome.