La fallecida vivía en la población rural de Tumán, a 763 kilómetros al norte de Lima, según ha detallado el gerente regional de Salud de la ciudad de Chiclayo, Pedro Cruzado. Cruzado precisó que la víctima presentó, previamente a su muerte, los cuadros típicos del dengue hemorrágico, provocado por el Aedes aegypti, acompañado de cuadros de fiebre y dolor de articulaciones.

Las aguas estancadas en las calles de esta población ponen en peligro a sus ciudadanos por la posibilidad de contagio. Ante esta situación, las autoridades han puesto en marcha una campaña de fumigación para erradicar los criaderos de las larvas de este mosquito transmisor de dengue hemorrágico.

Este desastre natural ha dejado sin hogar a 101.104 personas en todo el país y ha provocado enfermedades estomacales, de la piel y afecciones respiratorias que amenazan con convertirse en epidemias, ha afirmado el gerente regional de salud. Durante los 3 primeros meses de este año, se han reportado 182 casos de dengue en la región de Chiclayo, de los cuales el 90% corresponden a la localidad de Tumán.