La primera reconstrucción mamaria endoscópica en Argentina se ha realizado en el Hospital Italiano de Buenos Aires. Según informa el centro en una nota de prensa, su equipo de Cirugía Plástica llevó a cabo por primera vez en Argentina una reconstrucción mamaria post mastectomía por cáncer, con músculo dorsal ancho por vía endoscópica.

La reconstrucción mamaria endoscópica es un procedimiento mínimamente invasivo que se realiza mediante pequeñas incisiones por las que el equipo médico introduce una cámara y pinzas especiales para movilizar parte del músculo dorsal hacia el pecho. La primera reconstrucción mamaria endoscópica en Argentina evitará a la paciente tener una larga cicatriz en la espalda, detalla el hospital.

Otra de las ventajas de esta técnica, explica el centro, es que reduce notablemente el defecto en la espalda debido a que se conserva la piel y la capa de grasa de la zona dadora. Asimismo, evita el efecto parche puesto que no se utiliza piel de la espalda, que es de diferente color y textura. Además, el postoperatorio es más corto y menos doloroso, añade.

Según explica el Hospital Italiano, la reconstrucción mamaria endoscópica puede practicarse sola, asociada a injertos de grasa o combinada con implantes de silicona, en función del tamaño de la mama a reconstruir. Horacio F. Mayer, subjefe del servicio de Cirugía Plástica, “la técnica puramente endoscópica representa un gran avance, no precisa incisiones axilares o dorsales complementarias”.

Además de que la reconstrucción mamaria endoscópica en Argentina se realiza con pequeñas incisiones, requiere menor dosis de analgésicos, permite una rápida movilización y una pronta externación del paciente, habitualmente entre las primeras 24 y 48 horas, destaca el hospital argentino.