Los profesionales sanitarios de Venezuela continuarán las protestas emprendidas hace 22 días para exigir mejoras salariales al Gobierno de Nicolás Maduro. Según señala la agencia EFE, ante la falta de respuestas del Gobierno, los profesionales sanitarios de Venezuela han pedido a los ciudadanos sumarse a “la lucha” del gremio.

La presidenta del Colegio de Enfermeras de Caracas, Ana Rosario Contreras, ha explicado a EFE que se ha solicitado al pueblo venezolano que se sume a su lucha contra la falta de insumos en los hospitales. Las demandas de los profesionales sanitarios de Venezuela persiguen, además, un salario que “satisfaga las necesidades básicas”.

Bajo las consignas “salario digno ya” o “pueblo escucha, únete a la lucha” los profesionales sanitarios de Venezuela exigen al Gobierno una mejora de sus condiciones. Las protestas se están cumpliendo en el 90% de los centros de salud públicos de la capital venezolana, así como en otros del país.

Este lunes, indica EFE, se han cumplido 22 días del conflicto laboral entre los gremios de la salud y el Gobierno venezolano por la dotación hospitalaria y el aumento de los salarios. La inflación alcanza ya el 2,8% por día, según los datos ofrecidos por la oposición en el Parlamento. Hasta la fecha, el Gobierno venezolano no ha dado respuestas a estas demandas.

Tal y como apunta EFE, el Gobierno ha pagado a los profesionales sanitarios de Venezuela bonificaciones que no superan los 30 millones de bolívares (250 o 12 dólares según la tasa de cambio que se use) y que no inciden en los cálculos salariales. Dentro de los profesionales sanitarios de Venezuela implicados en las protestas las enfermeras son la cara más visible. Según denuncian, perciben el ingreso mínimo mensual del país caribeño, que ronda los 5.196.000 bolívares (43 o 2,1 dólares), que en la actualidad no son suficientes ni para comprar un litro de leche.

La intención de los profesionales sanitarios de Venezuela es llevar las protestas hasta las inmediaciones del Palacio de Miraflores, sede del Ejecutivo. Los profesionales lamentan que sean los propios pacientes quienes tengan que buscar sus propios medicamentos y materiales para ser atendidos en un centro de salud, “hechos que violan el derecho constitucional a la salud y la vida”, aseguran.

Venezuela, el país con las mayores reservas de petróleo en el mundo, atraviesa una grave crisis económica traducida en hiperinflación, escasez de medicinas, alimentos y fallos en los servicios públicos. Esta situación ha hecho que en lo que va de año se presenten pequeñas protestas casi a diario en el país, concluye la agencia EFE.