La investigación señala que este “este periodo de incertidumbre y agitación puede amenazar la sensación de seguridad y estabilidad”, en especial entre los latinos más jóvenes, que se enfrentan a otros problemas como las limitaciones de acceso a la salud mental y la falta de oportunidades.

Durante toda la campaña, el presidente electo de Estados Unidos ha utilizado un discurso muy duro contra los inmigrantes indocumentados. Entre las medidas que ha anunciado se encuentra la de deportar a entre 2 y 3 millones de inmigrantes irregulares que además tengan antecedentes penales. Asimismo, tiene previsto construir un muro en la frontera sur para poner fin al flujo de inmigrantes mexicanos que llegan a Estados Unidos.

Un 47% de las jóvenes latinas se sienten “tristes o sin esperanza”

La directora del NCLR ha destacado que se ha detectado un gran aumento en el acoso a estudiantes hispanos en las escuelas del país durante este año electoral. Janet Murguía ha subrayado el “impacto devastador” que ha tenido el discurso de división de la campaña electoral entre los jóvenes latinos. La directora del NCLR ha denunciado que se está produciendo una mayor discriminación de compañeros de clase y ansiedad en las familias.

Pero el NCLR no es el único organismo que ha advertido del incremento de los casos de discriminación. La Asociación Latina de Salud del Comportamiento (NLBHA) ha destacado el aumento del acoso escolar contra alumnos por el mero hecho de ser latinos, con amenazas de que tendrán que abandonar el país, independientemente de si son ciudadanos o no.

El estudio del NCLR pone de manifiesto que los jóvenes latinos han experimentado mayores índices de depresión y tendencias suicidas, en parte, porque suman mayores problemas de pobreza, discriminación y violencia en su entorno cercano. Según datos oficiales de 2015 referidos a jóvenes latinas, un 46,7% se declaran “tristes o sin esperanza”, por encima del 38% de blancas o el 34% de jóvenes negras, mientras que un 15% de hispanas ha intentado suicidarse, por encima del 9,8% de blancas o 10,2% de afroamericanas.