Las contradicciones de la adicción a los videojuegos

Las contradicciones de la adicción a los videojuegos fueron constatadas por un estudio realizado por especialistas de la Facultad de Psicología de la UNAM. En México, según una encuesta realizada por el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), 23,5 millones de personas mayores de 7 años utilizan videojuegos. De esta cifra, 11,7 lo hacen por medio de un teléfono celular y el resto por consolas.

Sin embargo, estos datos no confirman que todos los jugadores sean adictos. Por ello, los expertos de la UNAM han discutido la posible incorporación de la adicción a los videojuegos como patología. Además, estudian incluir en el catálogo de enfermedades de la OMS (Organización Mundial de la Salud) el comportamiento sexual compulsivo.

Los neurocientíficos afirman que cualquier sustancia o conducta que interrumpa la vida cotidiana de un sujeto que no sepa detener es conocida como adicción. Por otro lado, se debe recordar que el videojuego como tal tiene potenciales como aquellos que ayudan a mantener la concentración y salud mental. Si el paciente gira su vida en torno al videojuego, entonces hay un problema que atender, señala la UNAM.

No obstante, para evitar adicciones a los videojuegos de los menores se recomienda que los adultos estén pendientes del rendimiento académico y su vida social. En caso de aislarse y enfocarse únicamente al juego podría haber un primer indicio de una posible adicción, concluye la universidad.