El síndrome de Guillain-Barré en Honduras se ha cobrado una segunda vida. En esta ocasión se trata de una joven de 18 años, Elsy Betanco, originaria de la aldea San Francisco, en el municipio de San Marcos de Colón (Departamento de Choluteca). Según informa la agencia Xinhua, esta es la segunda vida que se cobra el síndrome de Guillain-Barré en el país.

La primera víctima, ha explicado el vocero del Hospital Escuela, Miguel Osorio, fue una mujer de 35 años que falleció en marzo. Elsy Betanco murió el pasado 10 de julio tras permanecer ingresada durante 4 días en la UCI (unidad de cuidados intensivos) del hospital. Tal y como indica Xinhua, Betanco acudió al hospital con adormecimiento en los pies y le recetaron vitaminas, algo que empeoró su salud.

Desde enero hasta la fecha se han reportado 36 casos de Guillain-Barré en el Hospital Escuela de Tegucigalpa, lo que supone un aumento con respecto a 2017. En 2016, añade Xinhua, Honduras contabilizó más de 158 casos de Guillain-Barré, lo que supera el promedio en los últimos 5 años.

El síndrome de Guillain-Barré se produce cuando el sistema inmunitario ataca por error parte del sistema nervioso. Según señala MedlinePlus, esto da lugar a la inflamación de los nervios que a su vez provoca debilidad muscular o parálisis, además de otros síntomas. Este síndrome puede presentarse a cualquier edad, pero es más común entre los 30 y los 50 años.