El turismo cannábico en Uruguay no estará permitido, según ha anunciado el Gobierno. La ministra de Turismo, Lilian Kechichian, ha avanzado que “no se permitirá el turismo cannábico en Uruguay dentro del mercado de esta sustancia, autorizado en el país desde hace casi 6 meses”, recoge la agencia DPA.

La ministra de Turismo ha reconocido que cada tanto aparecen extranjeros que van a comprar marihuana a las farmacias. No obstante, Kechichian ha insistido en que el Gobierno velará por que no se produzca turismo cannábico en Uruguay. La venta legal de marihuana para su uso recreativo se aprobó en julio de 2017, recuerda la DPA.

El objetivo de esta medida, señala la agencia alemana, es restarle mercado al narcotráfico. Esta misma ley también regula el autocultivo y los clubes cannábicos. La producción de marihuana en Uruguay es responsabilidad de empresas contratadas por el Estado y la distribución, en cantidades limitadas, corresponde a un número determinado de oficinas de farmacia.

Pese a que la distribución se realiza de forma exclusiva a residentes en el país, inscritos en el Instituto de Regulación y Control del Cannabis, el Gobierno ya contempla la posibilidad de que se produzca turismo cannábico en Uruguay. La ministra de Turismo ha subrayado que pretenden combatir el uso de las drogas y este es un camino que puede ayudar a conseguirlo.