La investigación del IPN ha demostrado que la exposición a campos magnéticos de 860 megahercios (MHz) a 0,5 vatios de potencia provoca alteraciones psiquiátricas. El estudio se realizó en un conjunto de 8 ratones macho que fueron sometidos a una radiación de 860 MHz durante 4 horas diarias, 35 días consecutivos, durante 2 años. El otro grupo fue irradiado durante 15 días y en ambos grupos se realizaron pruebas de actividad motora, ansiedad y depresión.

La ansiedad en roedores se midió mediante la prueba de la caja de 2 compartimentos, donde el lado blanco significa inmovilidad y el lado oscuro indica ansiedad. La investigadora asegura que este experimento reveló que los animales irradiados en junio tuvieron un incremento de este trastorno y los de invierno no se vieron afectados.

El estudio se basa en la teoría de Gray que afirma que el miedo y la frustración son respuestas emocionales que involucran los mismos circuitos neuronales que se activan con estimulación eléctrica de la amígdala y producen conductas relacionadas con la ansiedad, afirma el IPN.

En cuanto a la depresión, se llevó a cabo una prueba de nado forzado durante 5 minutos en la que se evaluó el tiempo de nado, de escalamiento y de inmovilidad. Durante esta prueba, los ratones irradiados en verano también presentaron niveles más altos de síntomas depresivos que los ratones irradiados en invierno.

“El análisis en los niveles de las hormonas corticosterona y testosterona, que están implicadas en el estrés, son la causa de la presencia de ansiedad y depresión. Estas 2 pueden modificar la conducta y se relacionan con estados se agresividad en animales y humanos. Incluso en las mujeres, la agresividad está relacionada con la testosterona, aunque esté en bajos niveles”, explica la especialista.

Por último, el estudio de infertilidad, que irradió a ratones durante 4 horas diarias, 35 días consecutivos, registró una disminución de la cuenta espermática, en la movilidad, la viabilidad e incluso se encontraron alteraciones en la morfología de los espermatozoides, así como una modificación en el epitelio germinal.