Este software mexicano, que analiza cualquier tipo de tumor cerebral, ha sido desarrollado por Jean Marie Vianney Kinani. Gracias a este proyecto el investigador ha obtenido el grado de Doctor en Comunicaciones y Electrónica. Este sistema es capaz de eliminar el ruido que existe en las imágenes en cuestión de segundos, lo cual facilita delimitar las zonas afectadas, asegura el instituto mexicano.

La resonancia magnética permite visualizar los órganos; sin embargo, el ruido hace que no sean 100% claras y no puedan ser analizadas en una computadora. El software mexicano ha sido diseñado con el objetivo de transformarlas en una matriz, sin importar el tipo de equipo ni el formato. De esta forma pueden ser manipuladas sin problema y se puede eliminar el ruido, denominado “riciano”.

El hecho de eliminar el ruido puede resultar vital para un paciente, puesto que es fácil confundirlo con el tejido afectado y en el momento de la neurocirugía se corre el riesgo de quitar porciones milimétricas de tejido sano o dejar el dañado, asegura el investigador del IPN.

“Al eliminar el ruido se tiene una visión más clara de las imágenes y el software las puede procesar para contar con una detección precisa de las zonas cerebrales con problema”, añade.

Tal y como reconoce el IPN, en la actualidad ya existen algunos modelos similares. La ventaja de este software mexicano es que no solo muestra el daño del tejido, sino los cortes que se deben hacer y la necrosis dentro de la zona afectada. Asimismo, permite contar con un análisis cuantitativo de los datos cerebrales. Además, puede adaptarse a sistemas de radiocirugía robótica y de radioterapia de precisión modulada.