Según informa la agencia EFE, a partir de una colección de bacterias resistentes a la radiación ultravioleta, los investigadores hallaron una enzima fotoliasa capaz de reparar el daño que causan estas radiaciones en la piel. Una vez que se comercialice este descubrimiento, explican, el 25% de los beneficios correspondería al Ministerio de Defensa y el 75% a la universidad.

La investigación ha estado liderada por la doctora Susana Castro-Sowinsk y el licenciado Juan José Marizcurrena, de la Facultad de Ciencias de la Universidad de la República. El Ministerio de Defensa y la institución académica patentarán estas bacterias resistentes a la radiación y establecerán los términos contractuales para su futura utilización.

Desde el Ministerio de Defensa ha dado el apoyo logístico a través de la presencia de militares todo el año en la Antártida para que se puedan llevar a cabo las investigaciones. Tal y como ha destacado el ministro, Jorge Menéndez, en esta campaña se están llevando a cabo 15 proyectos de investigación con 40 científicos uruguayos de la Facultad de Ciencias y otras instituciones.