Esta medida surgió bajo la presidencia de José Múgica (2010-2015) y comenzó a gestarse entre 2011 y 2012. El desarrollo de esta regulación comenzó en agosto de 2012 cuando se presentó un proyecto de ley ante el Congreso, que dio pie al debate a nivel político y popular. Un año más tarde, se lanzó una campaña de información masiva sobre los efectos de la marihuana en la salud, una estrategia de Múgica para contrarrestar las críticas.

El camino para legalizar la venta de marihuana en las farmacias siguió su curso y en julio de 2013 se aprobó un documento que fue promulgado por el Poder Ejecutivo, señala la DPA. En mayo de 2014 se publica el decreto reglamentario de la ley y en octubre se crea el registro de clubes cannábicos. En los 3 años siguientes, se ajustaron los detalles y se fijó el sistema de venta de marihuana en farmacias.

La rentabilidad del negocio, la seguridad, el sistema de envasado y el destino de los excedentes han sido las principales preocupaciones de los comerciantes. No obstante, han alcanzado un acuerdo y Uruguay ya ha iniciado la venta de marihuana en las farmacias.