Uno de los retos en Sanidad es mantener el equilibrio financiero.

Entre los retos de Sanidad, los más importantes son mantener un equilibrio financiero al mismo tiempo que se incorporan las innovaciones. Así lo destacó Faustino Blanco, secretario general del Ministerio de Sanidad, en el Foro Salud Nueva Economía Fórum. Blanco aseguró que hay que garantizar el acceso equitativo a la innovación manteniendo el equilibrio financiero. Para el secretario general de Sanidad estos son 2 de los retos de Sanidad en estos momentos.

El secretario general de Sanidad ha reconocido que la verdadera amenaza para la sostenibilidad es no tener una estrategia sostenida. En su opinión, la financiación en sanidad debe incrementarse acompasadamente con el PIB. La obligación de la Administración es afianzar y reforzar el sistema sanitario público. Este es otro de los retos de Sanidad, según Faustino Blanco.

Para hacer sostenible el sistema público, considera Blanco, la gestión sanitaria debe hacerse bajo parámetros de eficiencia. Asimismo, es imprescindible tener en cuenta el coste-efectividad y apostar por la innovación. A su juicio, el sistema público ha demostrado sobradamente su eficiencia siendo gestionado por instituciones públicas.

El SNS debe transformarse

Para afrontar los retos de Sanidad, el Sistema Nacional de Salud (SNS) debe transformarse. Tal y como ha señalado Faustino Blanco, tiene que abordar factores como el envejecimiento y las enfermedades crónicas. Al mismo tiempo, debe reducir la variabilidad de la práctica clínica. Otro de los puntos a tratar es la desigualdad entre regiones, así como el elevado coste de la financiación.

Para lograr estos retos en Sanidad, ha concluido Faustino Blanco, hay que adaptar el modelo de servicios. El secretario general de Sanidad considera que hay que pasar del modelo centrado en el hospital a uno horizontal y cooperativo. Todo ello, ha continuado, exige implicar a los profesionales en este cambio, a través de su compromiso efectivo.