La empresa biotecnológica mAbxience, especializada en el desarrollo de biosimilares, especialmente de anticuerpos monoclonales, participó activamente en este encuentro. Su fundador y diretor en Argentina, Esteban Corley, detalló la estrategia llevada a cabo para conseguir anticuerpos monoclonales, y quiso destacar la importancia de la comparabilidad.

“mAbxience utiliza tecnología de uso único, single-use, en su planta de León y ha desarrollado un proceso con medios de cultivo químicamente definidos, junto con modernas tecnologías de medición y control de parámetros que aseguran la calidad lote a lote” (Esteban Corley).

Esteban Corley insistió en que la evaluación científica es una base imprescindible en el proceso de desarrollo de los medicamentos biosimilares. Para poder extraer conclusiones, el punto de partida es la comparación de 2 productos farmacéuticos de manera que puedan cotejarse las diferencias en calidad, eficacia y seguridad desde un punto de vista crítico.

Por último, recordó que al incentivar la competencia en el mercado farmacéutico, los medicamentos biosimilares participan en la sostenibilidad económica de los sistemas nacionales de salud e incentivan la investigación de productos novedosos. Los dos aspectos aseguran la una cobertura sanitaria de calidad para las generaciones de pacientes que están por venir.

Estos medicamentos biológicos desempeñará un papel importante en bastantes enfermedades, el cáncer entre ellas. Además de en el campo de la oncología, su utilización es apropiada, según mAbs, para enfermedades hematológicas o autoinmunes. Los bajos precios también serán un aspecto que facilitará su acceso a toda la población.