El alto funcionario de Sanidad de la India ha declarado la máxima alerta sanitaria en el estado de Uttar Pradesh, colindante con el de Rajastán, donde ya se han registrado más de un centenar de muertes por zika; la mayoría de ellas en la capital, Jaipur. Se trata del tercer brote registrado en la India desde que se lograsen contener los de Gujarat y Tamil Nadu, en enero y julio de 2017 respectivamente.

Las autoridades han anunciado medidas especiales en los aeropuertos de cara a los pasajeros de Rajastán y han solicitado a todos los profesionales sanitarios de Uttar Pradesh que presten especial atención a los casos de fiebre, exantema maculopapular o cualquier otro síntoma asociado al zika. Mientras tanto en Rajastán, las autoridades ya han establecido una habitación de monitorización de los brotes de zika en el Centro Nacional para el Control de Enfermedades.

“El mosquito Aedes Aegypti, que transmite el virus del Zika, está muy extendido”, recuerda Mithilesh Chaturvedi. “El estado septentrional podría ser el próximo después de Rajastán”, según ha advertido el alto funcionario y director de enfermedades contagiosas del estado en declaraciones a la agencia de noticias Xinhua.