Melissa Kacena, profesora asociada de Cirugía Ortopédica en la IU School of Medicine de esta universidad, lleva años estudiando la curación del hueso en el Departamento de Defensa y el Ejército estadounidense. Su objetivo es probar una nueva terapia de consolidación ósea que ayude a los soldados heridos en explosiones.

Estos soldados padecen lesiones musculoesqueléticas y, en muchos casos, es necesario amputarles un miembro si no funcionan las cirugías reconstructivas. Los científicos han probado cirugías de consolidación ósea en ratones y se han dado cuenta de que, cuando se despiertan de la cirugía, su instinto es ponerse de pie apoyándose sobre la extremidad lesionada.

https://youtu.be/wUgBiEgF138

Para comprobar la terapia de consolidación en un entorno de ingravidez, se consideró la opción de enviar 40 ratones a la ISS (International Space Station) en el cohete de SpaceX en el Kennedy Space Center el pasado 18 de febrero. Estos ratones habían sido sometidos a cirugías para simular las condiciones de unos soldados heridos en una explosión.

Los ratones permanecerán en el Espacio durante un mes para intentar buscar razones biológicas que den alguna pista sobre la regeneración de tejidos en el Espacio, según informa la NASA. El experimento proporcionará información útil para el ser humano, dada la relación de los roedores con la biología humana.