Dolor de dientes

El bruxismo es una parafunción oral caracterizada por el apretamiento y/o rechinamiento de los dientes durante el sueño. El informe Seguridad Operacional y Logística Aeronáutica destaca que se encuentra en la lista International Classification of Sleep Disorders (ICSD). Ocupa la tercera posición después de hablar dormido y roncar. Según los especialistas está considerado como una patología común. Se observa en todas las edades y cuenta con incidencia semejante en ambos sexos.

Varios estudios demuestran que el bruxismo es uno de los desórdenes funcionales orales de mayor prevalencia. Es complejo tanto en su diagnóstico como en su tratamiento y destructor del sistema estomatognático. No existe predilección por ningún sexo y 1 de cada 5 pacientes tiene síntomas de dolor orofacial. El bruxismo es una patología oral altamente destructiva que puede llegar a afectar a las operaciones aéreas. El piloto en vuelo puede llegar a presentar, como consecuencia del apretamiento o rechinamiento dental, dolor dental, dolor muscular, dolor de cabeza, dolor cervical, que podría alterar la concentración necesaria para cumplir con la misión.

Diagnóstico

Es muy difícil identificar el bruxismo en las etapas iniciales, porque los pacientes desconocen su significado y efecto. El diagnóstico se basa en la información proporcionada por el paciente o la familia sobre ruidos o rechine de los dientes, la evaluación clínica, la prueba de electromiografías y el uso de dispositivos intraorales como el Bite Straip y Bruxchecker.

El diagnóstico se determina por la presencia de aspectos no funcionales en dientes anteriores y posteriores. Además, los pacientes tenían al menos uno de los siguientes criterios: sonidos audibles referidos, fracturas de dientes y restauraciones, hipertrofia masticatoria muscular masetero y temporal, exostosis, dolor muscular, dolor en la movilidad articular diatoria temporomandibular en las primeras horas de la mañana.

Resultados

De igual manera, los efectos devastadores del bruxismo pueden llegar a generar incapacidades médico-odontológicas de vuelo a las tripulaciones. Es debido a tratamientos de gran complejidad que pueden incluir: extracciones dentales, tratamientos de conductos, etcétera. Se realizó un estudio descriptivo en el Centro de Medicina Aeroespacial de Colombia. En él se calculó la incidencia de bruxismo en 284 pilotos militares que asistieron a sus exámenes médicos de control anual de aptitud psicofísica, entre el 1 de octubre de 2012 y el 30 de junio de 2013.

Los resultados demostraron una prevalencia de bruxismo en el personal de pilotos de la Fuerza Aérea Colombiana del 41,24%. Solo el 27,43% de los pilotos que fueron diagnosticados como bruxómanos reciben algún tratamiento para esta patología. El 38,05% de los pilotos son conscientes de que están apretando los dientes, lo cual obliga a la realización de programas de promoción, prevención y establecimiento de protocolos de atención para el manejo de esta patología.