Aunque siempre quiso ser piloto y lo consiguió, Carlos Salicrup estudió Medicina y se especializó en cirugía, conjugando así sus 2 grandes pasiones: aeronáutica y medicina. Durante un tiempo, se dedicó solo a volar dejó a un lado la Medicina, hasta que comenzó a impartir cursos de primeros auxilios, RCP y aeromedicina a los sobrecargos. En esa época, también fue miembro de la Cruz Verde en Monterrey y trabajó de voluntario en el Hospital San José de la misma ciudad.

Aunque intentó entrar en la NASA en 2006, su edad hizo que desestimaran la solicitud, pero fue ascendido en Aeroméxico y allí empezó a dar cursos de medicina de aviación y ambulancias aéreas. Un año después, la NASA lo convocó para especializarse en Medicina Espacial en Wright State University.

A partir de aquí, Carlos Salicrup estuvo vinculado a la NASA en diversos experimentos y misiones espaciales, incluidos los lanzamientos y aterrizajes de los transbordadores. Además, en ese momento comenzaba a fraguarse la Agencia Espacial Mexicana y Carlos Salicrup desempeñó una labor importante en materia consultiva.

Dispositivo de ventilación pulmonar y anestesia

Según sus declaraciones a Conacyt, Carlos Salicrup fue uno de los encargados en perfilar la política espacial y los reglamentos básicos de la agencia mexicana. También se encargó de sentar las bases de la especialidad en materia de política en colaboración de la agencia europea, la agencia rusa y los médicos de la NASA.

“La ilusión era de todos, ya que podríamos lograr hacer buenos proyectos de medicina espacial y gran colaboración, porque con la creatividad mexicana podemos hacer mucho con poco”, detalló.

Además, ha participado en vuelos sin gravedad para tratar de buscar beneficios para la humanidad, Carlos Salicrup ha colaborado en la creación de un dispositivo médico de ventilación pulmonar impreso en 3D y de anestesia que está en la ISS (International Space Station).

Este mexicano es el coordinador del equipo médico de la misión a Marte que se hará en Polonia este año en colaboración con la Agencia Espacial Europea y la Space Generation Advisory Council. Carlos Salicrup explicó el honor que suponía para él ser el primer médico mexicano en participar en un reto como este, que implicaba la selección de astronautas y su valoración constante en cuanto a sueño, alimentación, salud mental y física y todo lo que suponga adaptación a otro hábitat.