Una máquina de microgravedad de 3 ejes para experimentos biológicos es el último proyecto de la Sociedad Mexicana de Medicina del Espacio y Microgravedad (SOMMEM). Los expertos han publicado un trabajo donde describen el diseño y el proceso de construcción del aparato. Se trata de un simulador de microgravedad de 3 ejes cuya finalidad es soportar una amplia gama de experimentos biológicos. “El sistema puede adaptarse para diferentes usos y necesidades con bajo costo y gran facilidad de manejo”, apunta la sociedad.

El dispositivo de microgravedad contiene 3 motorreductores que, a su vez, se dividen en 4 componentes: un codificador HEDS 5540, un micromotor DC A-Max 32, un reductor lineal GP-42 y un motor reductor mecánico de 90 grados. El controlador principal contiene un microcontrolador diseñado con 4 módulos XBee y un conector serie DB9 para comunicación inalámbrica y de PC.

20 centímetros por encima de la plataforma central del dispositivo se incluye una cámara de vídeo con una señal Wi-Fi. Según apuntan los diseñadores, este dispositivo es capaz de enviar imágenes a la placa base en tiempo real. Debido a su fácil manejo y la posibilidad de ser modificado de acuerdo con las necesidades del investigador, “esta máquina supera con creces los simuladores de microgravedad actuales”.

La sociedad explica que la máquina se encuentra en fase de prueba, y que espera comenzar pronto con los experimentos. Las investigaciones que vamos a llevar a cabo con la máquina abarcan varios campos de la biología, como la astrobiología”, explican los expertos. Los científicos indican que, para diseñar el artefacto, se inspiraron en los efectos parecidos a al microgravedad que produce la vibración de un motor.