La asistencia sanitaria en una emergencia es una de las aplicaciones que puede darse a los drones. En este primer encuentro se presentó el Proyecto Rettungsdrone 2.0 Emergency, liderado por el técnico de emergencias sanitarias, Marcos Sánchez Martín. Esta iniciativa, impulsada a principios de este año, promueve el uso del dron en la emergencia sanitaria y su objetivo es conseguir en 2 años datos que corroboren la utilidad del dron en las emergencias sanitarias.

“Con este proyecto queríamos demostrar las capacidades técnicas para la utilidad del dron en estas situaciones”, ha añadido el CEO del Proyecto Rettungsdrone 2.0 Emergency. “Es un proyecto con carácter alemán, pero de aspecto internacional en el que buscamos el análisis del y el estudio de los drones para situaciones de emergencia”.

Con esta información, el Proyecto Rettungsdrone 2.0 Emergency pretende desarrollar los procedimientos operacionales para los servicios de emergencias alemanes, siempre desde una visión global y europea, ha explicado Marcos Sánchez. “Nuestra finalidad es fusionar las capacidades técnicas de los diferentes países para crear procedimientos rápidos, eficaces y sencillos”.

El Proyecto Rettungsdrone 2.0 Emergency fomenta el uso del dron en la emergencia sanitaria a través de la creación de un software basado en estudios aeronáuticos integrados y sistemas operacionales. Tal y como se ha puesto de manifiesto en este encuentro las capacidades técnicas del dron complementan a las del helicóptero en la asistencia sanitaria prestada en una emergencia:

  1. Produce un ahorro en el tiempo de respuesta importante.
  2. Tiene una mejor adaptabilidad al entorno.
  3. Genera un ahorro en los costes de la asistencia.
  4. Tiene una mayor operatividad.
  5. Permite una mayor precisión.
  6. Mejora la sectorización de la zona y facilita la distribución de los efectivos del servicio de urgencias.

Otra de las líneas de trabajo de este proyecto es la creación de un nuevo software que procese las imágenes recogidas por el dron y diseñe una recreación 3D. De esta forma podrían evaluarse los pros y los contras de la actuación, y el equipo de emergencias tiene la posibilidad de rectificar de cara a actuaciones posteriores.

Asimismo, el equipo del Proyecto Rettungsdrone 2.0 Emergency, está desarrollando un software offline con el objetivo de que pueda utilizarse el dron en emergencias sanitarias y en situaciones de catástrofe en las que se hayan dañado los sistemas de comunicaciones. Los equipos con los que trabajan actualmente son compactos y de poco peso, 2 características esenciales para garantizar la sencillez y la rapidez en la actuación, explica.

El uso del dron en las emergencias sanitarias permite analizar el estado clínico del paciente o de la víctima a través de las imágenes que envía el dron al equipo médico. Asimismo, permite la comunicación entre la víctima y el profesional sanitario, favoreciendo así el despliegue de las primeras actuaciones que, en este tipo de situaciones, pueden ayudar a alargar la supervivencia.

El dron es una dotación más

En el I Encuentro Nacional de Protección Civil y Emergencias también se expusieron otras experiencias en el uso de drones. La Policía Local de Benidorm (Alicante) aseguró que el “dron es una dotación más dentro del cuerpo”. En su caso se emplea para la vigilancia del estado de las playas, el control de balizamiento, la búsqueda de embarcaciones y personas y como apoyo a la unidad terrestre de emergencias.