El laboratorio espacial Columbus ha celebrado la década de su lanzamiento y a bordo del transbordador espacial Atlantis y su acople a la International Space Station. Para celebrar este aniversario, el pasado miércoles 7 de febrero el exdirector de vuelo espacial de la European Space Agency (ESA), Feustel Beuchl, conectó en directo con la tripulación del laboratorio espacial Columbus.

Durante la conexión con los astronautas Joe Acaba y Mark Vande Hei, el director de vuelo se interesó por el desarrollo de las distintas investigaciones científicas a bordo del laboratorio espacial Columbus. Entre ellas, las patrocinadas por la ESA sobre la inflamación de las vías respiratorias y los ritmos circadianos.

Según recuerda la National Aeronautics and Space Administration (NASA), el laboratorio espacial Columbus es solo uno de los 3 módulos científicos que actualmente realizan experimentos avanzados de microgravedad: el laboratorio espacial Destiny, de la NASA y el módulo de experimentación Kibo, de la Agencia de Exploración Aeroespacial de Japón.

En el día del aniversario, Alexander Misurkin y Anton Shkaplerov se realizaron una tomografía de coherencia óptica (OCT) a bordo del Destiny, mientras los astronautas Scott Tingle y Norishige Kanai estudiaban en ratones de un fármaco contra la atrofia muscular en el espacio que podría prevenir esta dolencia en la Tierra.  Una vez cumplan 2 meses en la estación espacial, los roedores serán enviados para su análisis de vuelta a la Tierra a bordo de la nave de carga SpaceX Dragon.