El primer hospital espacial del mundo ya tiene país de acogida: los Emiratos Árabes Unidos, según ha anunciado el Ministry of Health and Prevention (MoHP) en el Arab Health 2018, que se celebra estos días en Dubái. Hasta esta feria internacional, la más importante de Oriente Medio, se ha trasladado un equipo de MedLab Media Group para conocer de primera mano todas las novedades relacionadas con la salud, las nuevas tecnologías y la inteligencia artificial.

Una de las vanguardias más futuristas ha sido el planteamiento del primer hospital espacial, el Emirates Space Hospital, un proyecto pionero para aplicar la telemedicina desde la Tierra al Espacio y no tener que limitarla a un ámbito hospitalario. La nanotecnología será la base de todos los tratamientos de los astronautas y se controlarán desde la Tierra, tal y como aseguran desde el ministerio.

Expectativas más allá de la Tierra

El proyecto de crear este primer hospital espacial se iniciará cuando los Emiratos Árabes Unidos comiencen la misión a Marte en el año 2020. Para entonces, se prevé poder tratar enfermedades crónicas en este hospital y que los pacientes puedan administrarse sus propios servicios terapéuticos con la telemedicina basados en una medicina personalizada.

Según fuentes ministeriales, la tecnología será muy sencilla y los cirujanos solo tendrán que inyectar nanorrobots en el torrente sanguíneo. De este modo, se acabaría con la necesidad de una intervención quirúrgica, ya que el nanorrobot sería capaz de localizar las células enfermas y repararlas desde dentro.

Aunque aún habrá que esperar para que este hospital sea una realidad, la tecnología se probará en la Tierra antes de usarse en Marte y estará basada, en gran parte, en la inteligencia artificial, otra de las disciplinas que más ha destacado en el Arabian Health 2018. Hoy en día, una de las prioridades de los Emiratos Árabes Unidos es evitar las enfermedades crónicas y el cáncer, así como encontrar soluciones médicas inteligentes de forma remota y, quién sabe, curar a los astronautas sin moverse de casa.