La simulación en ratones llevada a cabo por un nuevo estudio, publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS), lo dice claro: el tejido gastrointestinal de los astronautas se altera en los viajes espaciales de larga duración. Claramente, la radiación cósmica pasa factura a los cosmonautas.

Esta investigación, realizada por científicos del Centro Médico de la Universidad de Georgetown (Washington) ha querido profundizar en los efectos en el cuerpo humano de estancias largas fuera de la órbita terrestre, como podría ser Marte. Se ha demostrado que iones pesados como el silicio o el hierro son perjudiciales por su mayor masa si se comparan con los rayos gamma o x que hay en la Tierra, tal y como recoge EFE.

Kamal Datta, jefe de proyecto en el Centro de Investigación Especializado de la NASA, y su equipo expusieron a ratones a dosis bajas de radiación de hierro en un laboratorio. Los roedores expuestos a la radiación de iones pesados no absorbían los nutrientes y desarrollaban pólipos cancerosos. Además, la radiación de hierro enlentecía el funcionamiento del tejido gastrointestinal y afectaba la migración de las células necesarias para sustituir el revestimiento del intestino.

"Con la tecnología de blindaje actual, es difícil proteger a los astronautas de los efectos adversos de la radiación de los iones pesados", declaró Datta.

Albert Fornace, director del Centro de Investigación Especializado de la NASA en Georgetown y coautor del estudio, explicó que una alteración en el mecanismo de reemplazo implicaba un mal funcionamiento de los procesos fisiológicos relacionados con la absorción de nutrientes. Esto es especialmente peligroso porque puede suponer el comienzo de un cáncer, según advirtió.

Fornace dijo que, pese a que la dosis de radiación de hierro era muy baja en los ratones y equivalía a una estancia de unos meses, los efectos eran irreversibles. El equipo de investigación no descarta que esto provocase daños en el tejido gastrointestinal de los astronautas. Datta, por su parte, recordó la importancia de comprender los efectos de viajar al espacio con antelación para poder evitar situaciones de riesgo futuras.