El ministro británico es miembro de la Mawwfrs (Mid and West Wales Fire and Rescue Service), el mejor servicio de emergencias a nivel internacional especializado en drones para emergencias sanitarias, incendios, búsqueda de personas o rescate. Esta entidad lleva usando los drones desde la primera formación de pilotos en 2015.

Esta normativa tiene como objetivo distinguir el uso profesional del uso aficionado de los drones, haciendo especial hincapié en el sector privado. En este, se ha visto necesario establecer normas en la industria, así como ciertas directrices del uso de drones en temas relacionados con el petróleo o el gas.

Lord Callananb aseguró que las medidas que se proponen en esta normativa sobre el uso de drones priorizan la seguridad de las personas al igual que maximizan el potencial de los drones. James Harrison, CEO de Sky-Futures, explicó que era un enfoque razonable del que se necesitaban más detalles. También señaló la importancia de que fuese sencillo volar con seguridad para el aficionado y subrayó la importancia del uso responsable de los drones para que esta tecnología avance.