Las piedras en el riñón de los astronautas pueden solucionarse con el mismo medicamento que se utiliza para tratar la pérdida de densidad ósea, según una investigación de la Universidad de Nagoya. Los investigadores indican que el riesgo de enfermedad renal aumenta para los astronautas que permanecen en el Espacio por un periodo prolongado, ya que la disminución de la masa ósea provoca un aumento del calcio en la orina.

Los científicos japoneses subrayan que las enfermedades como la aparición de piedras en el riñón, se pueden prevenir al ingerir un agente terapéutico utilizado para tratar la osteoporosis antes de tomar el vuelo. Los investigadores esperan que el hallazgo mejore la salud de los astronautas y garantice su seguridad. El riesgo de apariciones de piedras en el riñón se identificó por primera vez en la década de 1960.

En esa época, EE. UU., Rusia y otros países recibieron informes de su aparición de enfermedades renales durante el vuelo espacial o después de que los astronautas regresaran a la Tierra. “Si un miembro desarrolla cálculos renales durante una misión, el astronauta tendrá dificultades para completar las tareas requeridas, y esto podría poner en peligro las vidas de todos los astronautas a bordo”, indican los expertos.

Los científicos apuntan que, cuando la exploración humana de Marte o actividades similares se lleven a cabo en el futuro, las personas permanecerán en el Espacio por periodos de tiempo mucho más largos, por lo que debe abordarse la cuestión de la formación de cálculos renales. La investigación sobre medidas de prevención fue realizada por la Agencia de Exploración Aeroespacial de Japón (JAXA) y la Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio (NASA).

Ambas organizaciones recopilaron datos sobre los cambios en los huesos de 17 astronautas de diferentes países que permanecieron a bordo de la Estación Espacial Internacional (EEI) durante 6 meses entre 2009 y 2016, y compararon su condición antes y después del vuelo. Le dieron bifosfonato, un medicamento para tratar la osteoporosis, a 7 astronautas una vez a la semana antes del vuelo y descubrieron que sus niveles de calcio en la orina se redujeron.