Envejecimiento en el Espacio

El cohete Falcon 9 enviará al espacio chips que imitan en 3 dimensiones tejidos y órganos humanos como el pulmón, la médula ósea y el riñón para estudiar el envejecimiento en el Espacio y las enfermedades humanas. Según informa la agencia EFE, la idea es enviarlos a la International Space Station . Allí obtendrá información que “acelerará el desarrollo de tratamientos para cálculos renales, artritis y otras afecciones que afectan en el Tierra”.

La agencia federal precisó que se trata de modelos en miniatura y en 3 dimensiones, producto de la bioingeniería.

En este sentido, los Institutos Nacionales de la Salud de Estados Unidos subrayaron que, por ejemplo, un chip del tejido del pulmón en el espacio “ayudará a los investigadores a explorar cómo el cuerpo combate las infecciones”. De hecho, la agencia federal precisó que se trata de modelos en miniatura y en 3 dimensiones, producto de la bioingeniería. “Los investigadores utilizarán los chips de tejido en el espacio para estudiar el envejecimiento. También para estudiar ciertos estados de enfermedad que parecen estar acelerados en la microgravedad», aseguran los Institutos Nacionales de la Salud.

Después los expertos de la llamada iniciativa Tissue Chips in Space “probarán los efectos potenciales de los medicamentos de esos tejidos”. Por esta razón, el objetivo es crear plataformas de tejidos y órganos en chip que puedan enviarse al Laboratorio Nacional de la International Space Station para que “los científicos puedan comprender mejor el papel de la microgravedad en la salud humana y las enfermedades y traducir esos hallazgos para mejorar la salud humana en la Tierra”.

Investigación

La investigación forma parte de un programa del Centro Nacional para el Avance de las Ciencias, que pertenece a los Institutos Nacionales de Salud. Asimismo, en 2016, el Centro Nacional para el Avance de las Ciencias anunció los últimos avances en ingeniería de tejidos y microfabricación para crear plataformas de tejido y órganos en chips que imitan la fisiología humana en el entorno extremo de espacio.  Por otro lado, este material se enviará a bordo del Falcon 9. Se trata de nave utilizada en el pasado para trasportar suministros de alimentos y equipos técnicos a la International Space Station.