“Las medicinas pueden desarrollarse de manera local, sin que sea necesario el equipamiento de la industria”, escribe un grupo de investigadores de la Universidad de Glasgow, quienes han desarrollado un sistema autónomo para fabricar medicamentos. “El dispositivo ha sido diseñado y construido con un enfoque de sistema automatizado químico a computador”, señalan los autores del trabajo.

Según explican los expertos, el dispositivo permite la traducción de la síntesis tradicional de escala de banco en un código digital independiente de la plataforma. Esto, a su vez, guía la producción de las medicinas a través de un sistema de impresión tridimensional que encierra toda la ruta sintética a través de operaciones sencillas.

Los investigadores explican que la fabricación química de medicinas se realiza a menudo en grandes instalaciones que requieren de una inversión de capital considerable y que producen compuestos durante un período finito. “Nuestro sistema presenta un enfoque para la fabricación de productos químicos finos y farmacéuticos en un dispositivo de reacción de plástico autocontenido”, subraya la universidad.

Desde el punto de vista químico, los investigadores han demostrado el enfoque para el agonista del receptor del ácido aminobutírico (±)-baclofeno a través de un concepto que allana el camino para la fabricación local de fármacos fuera de las instalaciones especializadas. 

“La introducción de soluciones comunes y la variación de temperatura o presión es todo lo que se necesita para la síntesis de las medicinas”, indican los expertos.

Los investigadores informan de un protocolo híbrido que personaliza un plano para la síntesis de un compuesto objetivo en una serie de módulos de plástico interconectados. Estos módulos pueden ser ensamblados en masa mediante una impresión 3D. “El enfoque demostrado para el relajante muscular comercial baclofeno, establece un flujo de trabajo sistemático potencialmente susceptible a la automatización.