Los drones distribuidos tienen capacidad de enviar paquetes de casi 2 kilogramos y, a partir de ahora, podrán realizar entregas también en hospitales suizos. A través de este sistema, la compañía entregará muestras de sangre de manera parecida a la que ofrece Zipline en lugares rurales de África. Otras compañías también habían propuesto un sistema de entrega a domicilio. Sin embargo, hasta ahora la única empresa que realizaba este tipo de envíos era Flytrex en Reykjavik.

Médicos sin Fronteras (MSF) ya ha realizado pruebas con los drones de Matternet para enviar muestras de esputo desde zonas africanas de difícil acceso a los laboratorios, según ha indicado Issac Chikwanha, subdirector del programa de MSF en Papúa Nueva Guinea. Además, han utilizado otro sistema de drones para conseguir imágenes de satélite de puntos en los que es difícil conocer el alcance de la situación en los desastres naturales, como las inundaciones o los terremotos.

Amaury Gregoire, coordinador general en Malau, ha señalado que los drones permiten cartografiar zonas remotas en las que no existen ni tan siquiera registros en Google Maps. Los drones también pueden mejorar la comprensión del contexto existente durante situaciones de emergencia y las posibilidades de aplicación al ámbito sanitario son infinitas, según ha señalado Gregoire.

Un vídeo de la empresa describe los pasos que se deben llevar a cabo para enviar y recibir la mercancía deseada:

https://www.youtube.com/watch?v=dD1yyWuULCs