La tasa de mortalidad de las personas que han estado en el Espacio es el objetivo de la investigación de un equipo de expertos rusos. Los científicos intentan descubrir si la mayoría de astronautas mueren por causas parecidas y caracterizar así estas defunciones. Por el momento, los investigadores no han llegado a una conclusión clara. El estudio se ha basado en un análisis epidemiológico de cohortes que incluye a 115 cosmonautas.

El periodo de observación ha sido de 54 años, del 1 de enero de 1961 al 31 de diciembre de 2014. Al final del periodo, 84 cosmonautas todavía estaban vivos y 31 habían fallecido. Los grupos de referencia para calcular la tasa de mortalidad fueron la población masculina de Rusia. El estudio compara las causas de muerte de esta población con las casusas de muerte de los astronautas para localizar si alguna patología o lesión destaca por su prevalencia.

Los expertos indican que el riesgo de mortalidad se ha evaluado mediante la tasa de mortalidad estandarizada (SMR) con intervalos de confianza del 95% (IC 95%). El riesgo de muerte de la cohorte fue menor para todas las causas en el caso de los astronautas. Los investigadores estudiaron las defunciones por enfermedades del sistema circulatorio (I00-I99; SMR = 37 en la población civil y 35 en los astronautas). Además, compararon otras causas de muerte comunes como el cáncer y los accidentes (SMR = 8).

El riesgo de muerte por accidentes en la cohorte fue 1,8-1,9 veces menor entre astronautas: SMR = 52 (IC 95% 19-139) y 56 (21-151), pero no fue estadísticamente significativo. La tasa de mortalidad estandarizada para el cáncer también estaba por debajo de 100 (71 y 66) lo que la hace insignificante. Los investigadores concluyen que, desde el punto de vista estadístico, los astronautas no parecen cumplir un patrón que haga pensar en alguna causa de muerte concreta.