Entre todos los documentos generados en el desarrollo del Programa de Medicina Espacial, la Academia Nacional de Medicina aprobó desarrollar un documento para revisar los aspectos más importantes relacionados con la medicina espacial y proponer políticas que propicien el mejor desarrollo de esta área de la medicina.

El texto está dividido en 4 secciones. La primera está relacionada con medicina y ciencias espaciales, la segunda con la adaptación fisiológica en el espacio, la tercera trata sobre escenarios especiales de la medicina espacial, y en la cuarta se propone la postura y política en materia de medicina espacial.

Con dicho documento, la Academia Nacional de Medicina abre un nuevo campo de conocimiento en el que México quiere incorporarse gradualmente, tanto para aumentar la colaboración internacional del país, como por su futuro desarrollo científico y tecnológico, según indican fuentes de la propia academia.

"Estoy seguro que este libro contribuirá de manera importante al posicionamiento de la medicina espacial en el contexto de las disciplinas de la salud en el México moderno, como una de las primeras referencias en la temática, que presenta y reconoce los esfuerzos hasta ahora realizados en este campo, y que, asimismo, perfila su futuro como un gran habilitador de bienestar y de crecimiento científico y tecnológico para México" explica Francisco Javier Mendieta Jiménez, director general de la Agencia Espacial Mexicana.

Tras la adhesión de la Academia Nacional de Medicina, otras instituciones se han mostrado interesadas en el tema. Entre ellas destacan la Comisión Nacional de Bioética, el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, la Escuela Médico Naval, el Centro Nacional de Excelencia Tecnológica en Salud, el Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica, el Hospital General de México, la Academia Mexicana de Cirugía, y la Asociación Mexicana de Bioseguridad, entre otras.