La Carlos III presentó el túnel hidrodinámico, una instalación que permite ensayar el campo fluido alrededor de cuerpos en movimiento bajo condiciones controladas y reproducibles. En él se puede ensayar la hidrodinámica de los cuerpos sumergidos en agua y en cualquier otro líquido. Su diseño facilita el estudio de la aerodinámica de los objetos que vuelan en el aire.

Este túnel facilita el estudio de las turbulencias por ser un sistema volumétrico. Además, al estar equipado por un sistema de velocimetría volumétrcia, puede sembrar fluidos con partículas micrométricas, iluminarlas con una luz potente y pulsada, y seguir a las partículas mediante una cámara.

La cámara de vacío está pensada para profundizar en la propulsión espacial por plasma, una solución con buena propulsión de sondas espaciales y satélites. La cámara tiene la capacidad de extraer hasta 37.000 litros por segundo de xenón o argón, y es una instalación peculiar en España para estas aplicaciones.

Ambas instalaciones se han financiado en la convocatoria “Adquisición de Equipamiento Científico-Técnico 2013-Subprograma Estatal de Infraestructuras Científicas y Técnicas, y Equipamiento” de MINECO. Durante su inauguración, se encendió el prototipo del HPT05, un motor de helicón desarrollado en colaboración de la compañía SENER.